Saltar al contenido
Portada » 58% de los hombres cree que el rol central de la mujer es cocinar y cuidar su hogar

58% de los hombres cree que el rol central de la mujer es cocinar y cuidar su hogar

Redacción: Agencias-La Paz

Un estudio señala, entre algunos de sus hallazgos, que más de la mitad de los hombres y las mujeres encuestados (53% y 58%, respectivamente) piensa que el rol más importante para una mujer es cuidar su hogar y cocinar para su familia. Asimismo, el 32% de las mujeres encuestadas reporta haber sido víctimas de violencia física de parte de sus parejas (golpes, bofetadas, golpes con puño u objetos, dar palizas, o quemaduras a propósito).

En el webinar “Situación de la masculinidad y la equidad de género en Bolivia”, realizado el martes 29 de marzo, se presentó la Encuesta Internacional de Masculinidades e Igualdad de Género (IMAGES, por sus siglas en inglés), un estudio multinacional exhaustivo sobre las relaciones de género, realizado en más de 40 países, y que se replicó en Bolivia el año 2019.

De acuerdo a la investigación, Bolivia, en comparación con otros países, tiene todavía indicadores deficientes en cuanto a la violencia contra la mujer y los niños, además de una escasa participación de los hombres en el trabajo no remunerado.

El estudio muestra que los tradicionales roles de género aún persisten en Bolivia.

“Los resultados de la encuesta ponen en evidencia las actitudes de género, las normas sociales que apuntan a la desigualdad y la conexión que tienen las masculinidades. Los datos muestran que el problema tiene sus raíces en las normas de género inequitativas, pero nunca se abordan desde una perspectiva transformadora ni desde la comprensión de que los hombres deben ser actores clave para el cambio”, señaló Kristina Vlahovicova, investigadora del equipo de Promundo-US y coordinadora de la encuesta IMAGES Bolivia.

Algunos datos relevantes de la encuesta IMAGES

Las respuestas de la encuesta demuestran la evidencia de que en Bolivia existe un avance hacia un apoyo a la igualdad de género, pero que el cambio está incompleto y es inconsistente.

A pesar de que la gran mayoría de hombres dicen estar a favor de la igualdad, muchas personas cuestionan la capacidad de las mujeres para desempeñar cargos de liderazgo: 46% de los hombres y 33% de las mujeres afirman que las mujeres son demasiado emocionales para ser líderes.

Asimismo, existe una resistencia palpable a los mecanismos que responsabilizarían a los perpetradores de la violencia y brindarían protección a las sobrevivientes. Un 52% de los hombres está de acuerdo con que la Ley No. 348 (La Ley para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia) es demasiado severa con los agresores, incrementa los conflictos familiares (53%), y las mujeres la usan para acusar injustamente a los hombres (70%).

“El rol amplificador de la normalización de la violencia se percibe claramente al contrastar la conducta de los hombres que habitan distintos ambientes: son muchos más los que usan violencias contra las mujeres y las niñas y niños cuando creen estar en comunidades permisivos ante la violencia, y donde estas prácticas son impunes y comúnmente utilizadas”, señala Vlahovicova.

El estudio muestra que todavía se delega el cuidado de los hijos a las madres y el rol del hombre en el cuidado es paulatino, que se trata de algo nuevo en la mayoría de los casos, ya que muchos hombres, ahora padres, nunca sintieron la figura masculina en el cuidado y crecimiento.

“De hecho, el haber tenido referentes masculinos involucrados y cuidadores en la infancia predispone a los hombres a involucrarse más activamente en su rol doméstico y paternal, particularmente entre hombres que se autoidentifican como indígenas”, destaca la investigadora de Promundo.

Participantes en el webinar de presentación del estudio de Promundo.

Sobre la realización de la encuesta

La encuesta IMAGES e constituye como un esfuerzo global, co-creado en 2008 por la ONG Promundo y el Centro Internacional sobre la Mujer (ICRW, por sus siglas en inglés), dedicado a crear evidencias y estadísticas que sirvan de insumo a las instancias estatales y privadas para involucrar activamente a los hombres y niños varones en pro de la igualdad de género.

Con ese objetivo, la encuesta indaga sobre varias dimensiones de la vida cotidiana de las personas, exponiendo sus realidades, prácticas y actitudes con respecto a las normas de género, políticas de igualdad, dinámicas en el hogar (incluyendo cuidados y paternidad y el uso de violencias domésticas), diversidad sexual, salud, y estrés económico, entre otros temas.