Saltar al contenido
Portada » Almidón de maíz, la propuesta de Grupo Verde para reemplazar los envases de plástico

Almidón de maíz, la propuesta de Grupo Verde para reemplazar los envases de plástico

Jonnathan Lucero Vargas | Activo$ Bolivia

Grupo Verde es una empresa que promueve el uso de envases biodegradables, tanto en empresas del rubro gastronómico y hotelero como en consumidores domiciliarios. Los envases están fabricados con almidón de maíz, materia prima que demora en degradarse entre 90 y 120 días, evitando generar desperdicios y fomentando la creación de huertos urbanos.

Mónica Nogales, una de las socias del emprendimiento, cuenta los inicios del negocio. “Estamos aproximadamente dos años en el mercado y la idea surgió porque mi hermana, socia del negocio, es chef y vio la necesidad de promocionar el uso de envases biodegradables porque se utiliza demasiado plástico de un solo uso, algo dañino para el medioambiente”.

Los productos son importados desde Estados Unidos, puesto que en el país no hay una procesadora de residuos sólidos capaz de convertir, por ejemplo, la basura en un producto compostable y reutilizable.

La oferta de envases ecológicos de Grupo Verde.

Grupo Verde introduce al mercado productos altamente competitivos y a bajo costo que coadyuvan con la eliminación del hábito de usar plástico.

“(…) En Bolivia no existen leyes que promuevan el uso de material biodegradable, cosa que sí hay en otros países como Chile o Perú, donde se incentiva no usar plástico en los supermercados y se sanciona a quienes desechen plástico en los ríos o en el mar. De ahí la importancia de coadyuvar con información de calidad y productos que ayuden a la reducción del impacto ambiental del ser humano”, explica Nogales.

Los primeros meses fueron difíciles porque las personas y empresas no entendían lo imprescindible que es reducir el plástico en los vertederos, ríos y lagos del país.

Las hermanas Nogales utilizaron distintos canales de comunicación, especialmente redes sociales, para concientizar al público sobre los beneficios de usar envases cuyo destino final sea una maceta o un área de compostaje para generar un huerto domiciliario sin mayor gasto.

Con perseverancia de por medio, el mercado reaccionó de forma favorable.

Cuando llegaron las medidas de confinamiento al inicio de la pandemia de COVID-19, las hermanas Nogales se dieron a la tarea de monitorear el uso de plástico de un solo uso, evidenciando que se incrementó exponencialmente. Entonces hablaron con los dueños de restaurantes y centros de recreación para motivarlos a reemplazar el plástico por envases biodegradables.

Gracias a esta iniciativa, son 80 empresas del rubro gastronómico y hotelero, incluyendo las empresas de delivery, que se sumaron a la iniciativa y ahora disponen de más de 60 distintos modelos de envases biodegradables y obtuvieron certificaciones como empresas sostenibles, algo que impacta positivamente en la clientela e incrementa sus ventas.

Las hermanas Nogales, fundadoras de Grupo Verde.

Expansión

Si bien los envases ecológicos se distribuyen a todo el país desde la oficina central de Grupo Verde en La Paz, está previsto abrir oficinas en Cochabamba y dar mayor impulso a las nuevas oficinas en Santa Cruz, el mercado de mayor consumo de estos productos.

La empresa también está en tratativas con los gobiernos municipales del eje central para introducir estos productos entre los funcionarios de las Alcaldías y para convertirlos en difusores de una política pública de promoción y concientización ciudadana sobre la importancia de reducir el uso de plásticos para cuidar el medioambiente.