Saltar al contenido
Portada » Alza salarial: empresarios advierten graves efectos sobre el empleo y demandan diálogo

Alza salarial: empresarios advierten graves efectos sobre el empleo y demandan diálogo

Reunión de Consejo Directivo de la CEPB, en La Paz.

Redacción: Agencias – La Paz

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) manifestó hoy su rechazo al tratamiento de la propuesta de aumento salarial, que actualmente debaten el Gobierno y la Central Obrera Boliviana, y advirtió que un eventual incremento “arriesga de manera irresponsable las pocas fuentes de empleo digno que aún se pueden sostener”.

A través de un comunicado público que fue presentado por su presidente, Luis Fernando Barbery, la institución expuso cifras sobre la crisis y el proceso de contracción que atraviesa el país recordando que, a fines de 2020, se registró una caída del 11% del Producto Interno Bruto (PIB), mayor caída que la registrada en la hiperinflación de 1982 (-6.5%) y comparable con la de 1954 (-9,5%).

En este contexto, la CEPB considera que un aumento salarial significará para las micro y pequeñas empresas una ola de cierres y despidos para una gran cantidad de trabajadores, el cese de su relación laboral y el ingreso a la informalidad, la precarización y el subempleo.

Si las empresas no pueden cubrir un aumento salarial para sus propios trabajadores, menos aún podrán considerar la posibilidad de dar empleo a los 407.000 desocupados o a los 150.000 jóvenes que este año entrarán en el mercado de trabajo, señala el comunicado.

Por otro lado, la CEPB cuestionó que, pese al tiempo transcurrido, el Gobierno no ha adoptado medidas suficientes destinadas a la reactivación y protección del sector productivo y del empleo, ni para la inmunización de la población. “Como sector empresarial privado, no nos hacemos responsables por las consecuencias de las medidas que se asuman a este respecto que, beneficiando solamente al 16% de la población ocupada, inciden gravemente en el incremento del desempleo y la subocupación y dejan de lado la atención de los verdaderos problemas que deben ocupar nuestra atención, como son la reactivación de la economía y la generación de más empleo digno (…) que no serán posibles sin el concurso del sector privado”.

Finalmente, Barbery, a nombre de la CEPB, demandó al Gobierno “encaminar un proceso urgente de diálogo constructivo y exhaustivo que permita participar del diseño de las medidas destinadas a reactivar la economía, superar la crisis sanitaria y atender las necesidades de empleo de nuestra población”.