Saltar al contenido
Portada » Arranca el proyecto hidrovía Ichilo–Mamoré gracias a pacto entre empresarios y políticos de Cochabamba y Beni

Arranca el proyecto hidrovía Ichilo–Mamoré gracias a pacto entre empresarios y políticos de Cochabamba y Beni

Representantes de instituciones públicas y privadas de Cochabamba y Beni acuerdan la reactivación de la hidrovía Ichilo-Chimoré.
 

Redacción: Activo$ Bolivia

Reconstruir un puerto en Cochabamba, construir otros dos puertos en Beni, implementar antenas para telecomunicaciones, dragar el río y colocar barcazas para el transporte de carga son las tareas que han pactado realizar a partir de hoy empresarios de Cochabamba y Beni, avalados por autoridades locales y nacionales, para reactivar la hidrovía Ichilo–Mamoré, un proyecto de larga data que al fin se pone en marcha.

Esta importante vía echada al olvido consolidará a Cochabamba como el paso comercial inevitable para que los departamentos del occidente del país arriben a Brasil y, por ende, al océano Atlántico, disminuyendo así en casi un mes el tiempo para hacer llegar las exportaciones a Europa.

El pacto para reactivar este gran proyecto fue firmado hoy entre la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC), la Federación de Empresarios Privados del Beni (FEPB), la Brigada Parlamentaria de Cochabamba quienes crearon el Comité Impulsor de la Hidrovía Ichilo–Mamoré y pusieron en marcha una agenda de trabajo nacional que tendrá tres fases.

Fases del proyecto
1.- Del 15 de diciembre 2020 al 15 de junio 2021. Tiene por objetivo mantener navegable el río Ichilo los 365 días del año.
2.- Del 1 de enero al 31 de diciembre de 2021. Contempla la implementación y mejora de la estructura junto a la promoción de productos exportables.
3.- Del 2 de enero de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2024. El objetivo es la sostenibilidad del funcionamiento de la Hidrovía Ichilo–Mamoré. Este sería definitivo para que el proyecto funcione en su totalidad.

Al fin

«Paradójicamente, habíamos estado trabajando ambas regiones con el mismo objetivo, con las mismas acciones y nunca pudimos coordinar, hoy concluimos esa etapa porque el día de ayer tuvimos una reunión en la que hemos configurado una estrategia para materializar este proyecto», aplaudió el presidente de la FEPC, Javier Bellott,

Señaló que se sumará a este proyecto la alcaldía de Puerto Villarroel, además de las organizaciones sociales y mancomunidades de la zona.

De hecho, la hidrovía —que inicia en el río Ichilo, municipio de Puerto Villarroel— poseía un puerto fluvial, pero debido a las crecidas del río y sus afluentes, quedó totalmente destruido. Está distante 159 kilómetros de la ciudad de Cochabamba.

Convenio

Entretanto, el presidente de la Federación de Empresarios Privados del Beni (FEPB), Jorge Núñez del Prado, aseguró que se tuvo una reunión y firma de convenio ayer lunes por la mañana con sus pares de Cochabamba, argumentando que este proyecto lo tenían trabajando hace cuatro años.

«Es un momento muy oportuno para coincidir y hacer esta alianza, porque vamos a concretar este anhelo importante para el desarrollo del Beni y de Cochabamba», afirmó Núñez del Prado.

«El objetivo a corto plazo es buscar la forma de que el río sea navegable durante los 12 meses del año», añadió el empresario del Beni.

Explicó que esta navegabilidad le permitirá a Cochabamba y al Beni enviar sus exportaciones al océano Atlántico y reducir los tiempos para que los productos arriben a los mercados europeos en menos de 28 días.

Políticos

Por su lado, el presidente de la Brigada Parlamentaria de Cochabamba, Cecilio Alanes, argumentó que, al margen del apoyo de la institución, existe también un compromiso por parte del Gobierno de Luis Arce para que ya no se trate de un proyecto, sino más bien de una realidad. 

«A partir de ahora vamos a trabajar de manera conjunta todas las instituciones y organizaciones para que este proyecto Ichilo-Mamoré sea una realidad como un medio alternativo de transporte fluvial entre los departamentos de Beni y Cochabamba», manifestó la autoridad.

Alanes explicó que, en una primera etapa, se debe realizar los estudios de prefactibilidad y diseño final, los mismos permitirán que se logre la primera fase del proyecto hasta junio de 2021, para lograr la navegabilidad del río Ichilo los 365 días del año.

El Gobierno nacional y los alcaldes del trópico de Cochabamba están interesados en reactivar esta vía. Es más, el pasado viernes, el ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, inspeccionó la vía y firmó un convenio con los alcaldes de la región para reactivar el proyecto.