Saltar al contenido
Portada » Corporación Incerpaz y su apuesta por los millennials

Corporación Incerpaz y su apuesta por los millennials

Edwin Carpio San Miguel | Activo$ Bolivia

De la arcilla se hizo Incerpaz, una industria transformada en una verdadera fábrica de negocios, por su amplio portafolio que incluye operaciones en seis rubros diferentes, y que pronto pasará a manos de un grupo de millennials, la tercera generación de la familia, comprometidos con el medio ambiente y las innovaciones tecnológicas.

De ser una pequeña fábrica de ladrillos instalada cerca de Viacha, en La Paz, a finales de la década de los años 70, hoy la Corporación Industrias Cerámicas Paz (Incerpaz) ha diversificado su portafolio de negocios y se ha expandido hacia La Paz, Cochabamba, Oruro Tarija y Santa Cruz.

Justamente en tierra cruceña está instalada su planta industrial más moderna, es 100% robotizada porque no interviene la mano humana en todo el proceso de fabricación.

David Paz Rojas, el menor de la segunda generación de esta empresa familiar, preside la corporación que abarca los rubros de la construcción, finanzas, hotelería, inmobiliaria, servicios industriales y hasta nanotecnología.

David Paz (c), presidente de la corporación, junto a la tercera generación de la familia que ya ocupa cargos operativos.

LOS MILLENNIALS

Es tiempo de los jóvenes de la familia Paz. “En un par de años más debo dejar la presidencia de la corporación y seguramente estaré en otra área u otro proyecto menor. Lo importante es que nuestros hijos asuman responsabilidades y hagan que Incerpaz siga siendo una empresa joven”, justifica Paz.

En tanto, la vicepresidencia del directorio ya está en manos de su sobrina Lilian Delgadillo.

El paulatino cambio de posta es parte de un legado y enseñanza dejada por Fermín Paz, el patriarca, quien involucró a sus hijos en el negocio desde pequeños. Ahora es el turno de la tercera generación que está en plena formación empresarial.

“Unidos pueden hacer mejores negocios, ese fue el mensaje de mi padre y por eso la corporación es una empresa familiar que conducimos en contra de la creencia de que entre hermanos no se deben hacer negocios”. David Paz

EXPANSIÓN DEL NEGOCIO

Incerpaz ofrece una amplia variedad de ladrillos, tejas, pisos y revestimiento de alta calidad que se comercializan en el mercado nacional y también se exportan a países vecinos.

El crecimiento de la compañía familiar de 13 hermanos, de los cuales quedan ocho y cuatro ocupan altos cargos directivos, cobró fuerza hace aproximadamente una década. Incerpaz es la casa matriz de la corporación fundada por Fermín Paz y su esposa Rebeca Rojas.

En 2008 comienza el surgimiento de nuevas empresas del emporio familiar, entre ellas el Hotel Terramía Resort, Sofolco (Sociedad Financiera De Objeto Limitado Cochabamba S.A.) y Tecnología Industrial de Desarrollo Paz Rojas (T&D S.A.) considerada como la “industria de industrias”, refiere Paz. Posteriormente, se creó Minerex, el Club del Constructor y una empresa en el campo inmobiliario.

Los hermanos Paz, la segunda generación que hizo expandir la corporación.

INCERPAZ

Inició sus actividades en 1978 con la producción de ladrillos para construcción ante la escasez de este producto. La situación económica del país no era de las mejores al iniciar la década del 80 y en 1982 se produjo la hiperinflación ocasionando la quiebra de la fábrica.

Producto de la aguda crisis económica, la familia Paz decide vender la fábrica en 1983. Pero la venta no se logró concretar y llegó 1985 con un nuevo gobierno, el de Víctor Paz Estenssoro. Se abrió una nueva etapa en la vida económica del país y una mejora en el negocio de la cerámica.

La situación fue mejorando en 1987 y con el cambio de la matriz energética a gas natural prosperó el negocio.

En 1994 instalaron la segunda planta en Cochabamba, en la zona de Sacaba, y posteriormente se dio la expansión de la industria hacia Oruro, Santa Cruz y Tarija.

El antiguo horno de Incerpaz en La Paz.

UNA FÓRMULA FAMILIAR

Entre las enseñanzas que inculcó Fermín Paz a sus hijos está el reinvertir las ganancias en el negocio, fórmula que vigorizó a la empresa y le permitió incursionar en otros rubros. Así surgió Minerex, industria dedicada a la producción de un fertilizante ecológico a partir de la Ulexita.

Produce un fertilizante que no contamina y se exportan a países del Asia, como Indonesia, Tailandia y otros, con volúmenes de hasta 12 toneladas anuales.

APOYO A EMPRENDEDORES

Un importante negocio creado hace 12 años fue la Sociedad Financiera de Objeto Limitado Cochabamba (Sofolco S.A.), subsidiaria dedicada a la colocación de créditos para apoyar a los emprendedores.

Este negocio surgió a raíz de que los trabajadores de Incerpaz pedían crédito a la empresa, que se otorgaba como incentivo laboral y que, finalmente, terminaban pagando con descuento por planillas.

El movimiento de dinero llegó a ser considerable y motivó a crear Sofolco como una entidad financiera destinada a dar créditos muy flexibles -en su mayoría- a comerciantes y emprendedores.

Se otorgan créditos hasta los 10.000 dólares, a tres años plazo, y la colocación alcanzó los 2 millones de dólares en 2018.

Para fomentar el consumo de energías limpias, Sofolco abrió una línea de crédito para financiar hasta el 90% de los vehículos eléctricos de la marca boliviana Quantum.

Fermín Paz y Rebeca Rojas en su ferretería, el primer negocio familiar.

T&D, una fábrica de industrias

Otra línea de negocio creada por David Paz es T&D, una industria de metal mecánica de alta ingeniería. Como ingeniero industrial, creó la “fábrica de industrias” con la que puede realizar el diseño y montaje de complejos industriales. La experiencia ha sido exitosa a lo largo de 12 años.

Uno de sus lauros fue haber montado en Santa Cruz la fábrica de cerámica automatizada con una inversión de 12 millones de dólares.

Actualmente, la empresa se dedica al tratamiento y purificación de aguas industriales mediante un método de coagulación molecular del agua, un servicio innovador con clientes en Cochabamba y Santa Cruz.

David Paz, presidente de la corporación.

TERRAMÍA RESORT

Es un hotel ubicado entre las poblaciones de Warnes y Montero, en Santa Cruz.

En 18 hectáreas se montó un lujoso hotel que tiene la piscina más grande de Bolivia (3.000 m2), donde pueden divertirse1.500 personas.

Tiene120 camas y puede albergar a 160 personas cómodamente. Asimismo, cuenta con una paradisíaca laguna natural y hermosos jardines.

Debido a la pandemia entró en pausa, pero reabrió en diciembre de 2020 y actualmente opera al 40% de su capacidad.