Saltar al contenido
Portada » El dueño de Amazon alcanza fortuna histórica en medio del covid-19

El dueño de Amazon alcanza fortuna histórica en medio del covid-19

Jeff Bezos no hace más que aumentar su fortuna día tras día, sin pausas.

Redacción: Activo$ Bolivia

2020 está siendo una ruina para muchos, pero no para Jeff Bezos. Su riqueza está directamente vinculada con el éxito de su compañía. El gigante de comercio electrónico Amazon se ha convertido en el principal triunfador empresarial de la pandemia del covid-19, revalorizando sus acciones hasta un 80% desde principios del año.

La crisis sanitaria y el confinamiento han reforzado un negocio digital que durante el segundo trimestre de 2020 ha disparado sus ingresos un 40%, hasta llegar a 88.900 millones de dólares.

El logro de Bezos, según medios especializados en temas financieros de Estados Unidos, ha sido posible después que el miércoles 26 de agosto las acciones de Amazon se revalorizaron un 2,85% en la Bolsa de Nueva York, algo que llevó a que la fortuna del controvertido empresario de 56 años creciera 4.900 millones de dólares, hasta llegar a los 204.600 millones. La revista Forbes considera que incluso teniendo en cuenta la inflación, la fortuna de este mega empresario es la mayor jamás amasada

El 90% de la riqueza de Bezos proviene del 11% que posee de Amazon, pero además también es dueño del periódico Washington Post y de la empresa aeroespacial Blue Origin. Su hegemonía no parece que vaya a cesar. Su riqueza ha engordado un 34% anual en los últimos cinco años. A principio del año acumulaba una fortuna de 115.000 millones de dólares.

Bezos, quien fundó Amazon en 1994, sigue batiendo récords con su riqueza. En 2017, se convirtió en la persona más rica del planeta. Y en julio, su patrimonio neto estimado saltó a más 172.000 millones de dólares, marcando un nuevo récord mundial. Sin embargo, medios como CNN y Forbes apuntan que Bezos sería incluso más rico si no hubiera sido por el acuerdo de divorcio pactado en julio de 2019 de su exesposa, MacKenzie Scott, quien obtuvo un paquete de acciones de Amazon que actualmente está valorado en unos 63.000 millones de dólares, lo que la sitúa como la decimocuarta mayor fortuna del mundo y la segunda mujer más acaudalada del planeta, solo por detrás de la heredera de L’Oréal, Françoise Bettencourt Meyers.