Saltar al contenido
Portada » El impacto de la cuarentena rígida bordea los $us 2.000 millones

El impacto de la cuarentena rígida bordea los $us 2.000 millones

Fotos: Cortesía Cainco

Redacción: Gustavo Villarroel Terrazas

La situación económica en el mundo es catastrófica. Casi todos los países del planeta viven en una economía de guerra y Bolivia no escapa a esa realidad.

Una encuesta en Santa Cruz, el centro económico de Bolivia, puso en evidencia una caída en las ventas para el segundo trimestre de esta gestión que fluctúa entre un 50% en promedio de varios sectores industriales y, por ejemplo, un 100% en agencias de viaje y en la industria de eventos.

Sin embargo, conscientes de esta dura realidad, los empresarios saben que se pueden levantar redoblando los esfuerzos y así lo manifiesta Fernando Hurtado, presidente de la Cámara de Industria Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), en entrevista con Activo$ Bolivia.

¿Cómo evalúa la situación en la que se encuentra la economía boliviana, después de los hechos de octubre-noviembre 2019, con la pandemia aún persistente en el país y los recientes bloqueos?

La economía real es el emprendimiento de todo tamaño, desde la tienda de barrio hasta los grandes comercios, desde los pequeños talleres de carpintería y metalúrgica hasta las grandes industrias basadas en Santa Cruz y a lo largo y ancho del territorio nacional.

La gran mayoría del tejido empresarial en la región, pero también en todo el país, está muy golpeado por el entorno de desaceleración que caracterizó el cierre de 2019 y los inicios de 2020 y la falta de ingresos en el período de restricciones por la emergencia sanitaria.

En efecto, el tercer y cuarto trimestre de 2019 el crecimiento de la actividad económica fue 2,23% y 1,06%, respectivamente; mientras que entre enero – marzo de 2020 el crecimiento registrado fue 0,6%. Esas cifras revelan la desaceleración de la economía nacional en un contexto externo que ya se mostraba débil debido al menor crecimiento de socios comerciales y menor demanda de gas natural.

La Pandemia y posterior cuarentena a nivel global afectaron las cadenas de suministro/pago internacional. A nivel país, la cuarentena rígida puso la economía en pausa con efectos significativos en la actividad real y por ende las cadenas de suministro y de pago.

El Índice Global de Actividad Económica (IGAE) registró una cifra negativa en torno a 6% en el primer semestre, mostrando la mayor y más rápida caída en los últimos 30 años. Los bloqueos no hicieron más que exacerbar esta situación.

En este escenario, ¿qué es lo que le corresponde hacer al actual gobierno de transición, como medidas de emergencia, y qué deberá hacer el nuevo gobierno en los próximos 5 años?

Pensamos que la gran pregunta es cuál será la velocidad de recuperación de la economía real y eso depende de dos factores fundamentales.

Primero es importante un apoyo económico contundente por medio de créditos de fomento con normas que protejan al sistema financiero para que el dinero llegue de forma rápida a las unidades productivas que más lo necesiten.

Estos créditos deben ser para capital de operaciones y deben estar disponibles para todo el tejido de la economía real sin importar su tamaño, para que se conserve la mayor cantidad de empleos posibles y se recuperen los que se han perdido.

Segundo, es urgente el levantamiento de barreras que den más competitividad a la industria nacional y ayuden a dinamizar el comercio y servicios.

El impacto de la crisis sanitaria y económica sobre las operaciones de las empresas, profundizado por los bloqueos, no terminará en dos meses. Asumiendo que la economía debe restablecer su actividad de manera gradual y controlada, la contracción podría extenderse durante 12 a 18 meses.

Con más del 30% del PIB de Bolivia, y consolidada como la locomotora económica del país, ¿en qué situación se encuentra hoy Santa Cruz y regionalmente cómo esperan salir de esta compleja coyuntura?

Estimaciones preliminares efectuadas con base a encuestas a nuestros asociados a los sectores de industria, comercio, servicios y turismo evidencian una caída en las ventas para el segundo trimestre de esta gestión que fluctúa entre un 50% en promedio de varios sectores industriales y un 100% en los sectores de agencias de viaje y en la industria de eventos, por ejemplo.

Con base a esta información, es posible inferir que, el impacto observado durante la cuarentena rígida bordearía los 2.000 millones de dólares y que el resto del año, la gradualidad en el retorno a las actividades implique una cifra similar.

¿Cuáles son los sectores más dinámicos e importantes de la economía cruceña en la actualidad y qué nuevos sectores tienen potencial hacia futuro?

En el ámbito sectorial el potencial agrícola industrial es indiscutible y con ellos un conjunto de actividades relacionadas. Según las cifras oficiales, el sector agrícola cruceño se expandió 7% y la industria manufacturera en 5% el año pasado. Por su parte, el comercio creció 6,6%; la actividad financiera, 5,8%; y el rubro de restaurantes y hoteles, 5,7%.

Con relación al potencial, estudios efectuados dan cuenta que la producción agrícola puede aumentar un 26% como efecto de incorporar tecnología en estas actividades. Por su parte, el potencial logístico para el movimiento de todo tipo de carga nace a partir de la declaratoria de puertos internacionales a aquellos que componen el Sistema Portuario Tamengo.

En esa misma línea, el potencial como Hub de pasajeros y carga de Santa Cruz radica en el hecho que en un radio de cuatro horas de vuelo se alcanza 150 millones de personas. En el sector minero destaca una de las reservas más grande de hierro en el sureste del departamento y la riqueza de tierras raras en el precámbrico cruceño, sólo por nombrar algunos.

El sector agrícola cruceño se expandió 7% y la industria manufacturera en 5% el año pasado. Por su parte, el comercio creció 6,6%; la actividad financiera, 5,8%; y el rubro de restaurantes y hoteles, 5,7%.

¿En qué tiempo considera Usted que Santa Cruz en particular recupere y vuelva a los niveles de crecimiento que tenía antes de los conflictos del año pasado y de la actual pandemia?

Las previsiones basadas en esta encuesta mencionada en la respuesta a la pregunta 3 sugieren que los niveles de venta en los sectores de la industria, el comercio y los servicios observados en 2019 se recuperarán no antes de mediados del siguiente año.

El impacto de la crisis sanitaria y económica sobre las operaciones de las empresas, profundizados por los bloqueos, no terminará en dos meses y asumiendo que la economía debe restablecer su actividad de manera gradual y controlada, la contracción podría extenderse hasta los próximos 12 a 18 meses.


¿Qué mensaje podría dar, como presidente de Cainco, a los empresarios de su región y bolivianos en general tomando en cuenta la actual situación en la que se encuentra Bolivia y el mundo?

En esta época post cuarentena, caracterizada por una caída significativa en las ventas de la mayoría de las empresas en casi todos los sectores, por un elevado nivel de desempleo y por un alto grado de incertidumbre, es importante mantener en marcha la economía.

La historia nos muestra que los que componemos la economía real podemos salir adelante con nuestro esfuerzo, lo hemos hecho en el pasado y lo haremos nuevamente.

Mi mensaje apunta en esa dirección. No es momento de bajar la guardia; por el contrario, redoblar esfuerzos para que esta situación se supere lo antes posible.

Perfil

  • Nació el 18 de diciembre de 1979
  • Es casado y tiene 2 hijos
  • Es empresario del sector salud que desarrolla sus actividades en HP Medical, empresa de distribución de productos e insumos médicos. Realiza proyectos empresariales de gran dimensión en este sector.
  • Tiene amplia experiencia empresarial. Es Director Secretario del Proyecto Clínica Metropolitana de las Américas de Santa Cruz; Director del Grupo Nacional Vida y Director Ejecutivo de HP Medical.
  • Entre 2009 y 2013 fue Gerente Regional en Santa Cruz de HP Medical.
  • Vinculado a Cainco desde el año 2010, cuando fue elegido director por primera vez. Desde esa fecha ha sido director de Fexpocruz, la Universidad Privada de Santa Cruz – UPSA y la Cámara de Comercio Americana – Amcham.
  • En 2018 formó parte de la mesa directiva de Cainco como segundo vicepresidente.
  • Se formó en Ingeniería Biomédica en la Universidad de Miami – Estados Unidos, donde obtuvo un MBA. Se formó en el Colegio Americano Santa Cruz (Cooperative School)