Saltar al contenido
Portada » El marketing político digital está en «pañales» en Bolivia

El marketing político digital está en «pañales» en Bolivia

Los candidatos políticos siguen empleando estrategias obsoletas en sus campañas.

Por Edwin Miranda V. | Activo$ Bolivia – La Paz

Las campañas electorales tradicionales siguen vigentes en Bolivia, pues el marketing político no ha logrado apoderarse de las plataformas digitales y redes sociales como medios eficaces para que los candidatos interactúen con los electores, coincidieron en señalar el director ejecutivo de la Fundación Gobierno Abierto, Alejandro Balcázar, y la experta en marketing político y politóloga, Verónica Lema.

Fue y sigue siendo una «asignatura pendiente» sobre lo que deberá avanzar el Estado y las futuras campañas electorales que promuevan los partidos políticos, enfatiza Balcázar.

«En nuestro país la ciencia del marketing político no está desarrollado, de hecho, solo hubo una ocasión en 2002 cuando el entonces candidato a la presidencia del Estado, Gonzalo Sánchez de Lozada, apeló al marketing político al contratar a expertos norteamericanos en el área», reseñó a su vez Lema.

Ambos expertos asumen posición sobre un tema vital para la política boliviana a propósito de las elecciones subnacionales que se desarrollan este domingo 7 de marzo para elegir por un periodo de cinco años a gobernadores y autoridades municipales.

Fase embrionaria

«Las campañas políticas que se llevaron adelante en el Estado estuvieron plagadas por el ataque y la guerra sucia y se aprovechó muy poco las bondades que tiene el internet para llegar a la población», expresa Balcázar.

Los candidatos, casi todos, no tuvieron capacidad para comunicarse con sus electores, de hecho «emitieron mensajes unidireccionales, es decir, publicaron en redes sociales videos, fotografías, trasmitieron cosas, pero no interactuaron con la gente y eso fue una desventaja estratégica», explica el analista.

El marketing político digital aún no avanza en Bolivia.

Muchos de los aspirantes a los puestos elegibles en el Estado no respondieron incluso preguntas de la población a través de twitter o Facebook, apuntó.

Para Lema, las redes sociales forman parte importante de la estrategia de marketing digital de un personaje político.

Por inercia

En la actualidad en muchos países del mundo es imposible pensar en participar en una contienda electoral sin poner énfasis en un plan de publicidad que incluya el uso de las plataformas digitales. 

Sin embargo, durante las campañas electorales en 2020 y 2021, los candidatos aplicaron el marketing político digital «por inercia, no planificada», apunta la politóloga.

Es más, dijo que fueron los jóvenes quienes arrastraron a los candidatos de los diferentes frentes tocar, sin un horizonte claro ni preciso, las redes sociales.

Lo social media reúne a 3.200 millones de usuarios, lo que equivale al 42 % de la población mundial (Emarsys), señala la politóloga Lema.

De este porcentaje, la mayoría de los internautas se encuentran en Facebook. La red social creada por Mark Zuckerberg cuenta con 2320 millones de usuarios, lo que representa el 68 % del total. 

Con el alcance que tienen las redes sociales es fundamental que se entienda la diversidad y complejidad de esta herramienta para que sea empleada de forma eficaz dentro de un plan de marketing digital de una campaña política, recuerda la experta.