Saltar al contenido
Portada » Floricultores «regalan» sus ramos, pero esperan recuperar en Todos Santos

Floricultores «regalan» sus ramos, pero esperan recuperar en Todos Santos

Los floricultores esperan recuperar su inversión en la fiesta de Todos Santos (Foto: P7)

Jonnathan Lucero V. | Activo$ Bolivia – Cochabamba

Normalmente, el productor de flores debiera generar entre Bs 50 a Bs 60 mínimo para cubrir los costos de producción y su cosecha, sin embargo, debido a la crisis económica por el coronavirus, muchas comerciantes y productores se vieron obligados a vender hasta en Bs 1 el ramo completo de rosas, gladiolos o margaritas. No obstante, no pierden la esperanza de recuperarse en la fiesta de Todos Santos.

Según Teresa Barrionuevo, presidenta de la Federación Departamental de Floricultores (Fedaflor), tuvieron que rebajar al mínimo el precio final a los clientes, puesto que la situación económica era insostenible.

«Era humillante para nosotros los productores tener que regalar así nuestros productos; hasta en Bs 1 o Bs 2 pedíamos que nos compren», describe.

Aparte del precio paupérrimo, los productores y comerciantes de flores no cuentan con un sitio seguro y fiable para exponer las más de 100 variedades de flores producidas en todo el departamento, situación que encarece aún más su producción.

Cochabamba fue declarada Capital de las Flores en 2012.

Maltrato

«La Alcaldía todos los días viene con la Intendencia y nos bota, las comerciantes nos maltratan porque no tenemos un lugar donde podamos vender. La mayoría de nuestros afiliados son ambulantes, por eso siempre estamos buscando dónde estar sin que nos boten o nos maltraten», denuncia Barrionuevo en entrevista con Activo$ Bolivia.

Para evitar malos entendidos o violencia por parte de las autoridades locales y el comerciantado, los productores floristas y las comerciantes del rubro buscan espacios en las calles Lanza, Uruguay y el mercado Calatayud, lugares donde normalmente los clientes se aproximan a comprar rosas, claveles y otras variedades, sin embargo, ese asentamiento sólo puede ser de martes a las 04.00 hasta el miércoles a las 08.00, y los viernes en ese mismo horario, puesto que los gendarmes municipales los desalojan por la fuerza por no contar con una patente.

En ese sentido, la Fedflor, desde 2018, ha tenido diversas reuniones con el personal técnico de la Alcaldía de Cercado y de otros municipios, con el fin de carnetizar a sus productores y pagar patentes, sin embargo, hasta ahora no tan tenido una respuesta satisfactoria.

Los floricultores exigen contar con un mercado propio.
 

Capital de las flores

El 8 de septiembre de 2012 la Asamblea Legislativa Plurinacional aprobó la Ley de Declaratoria a Cochabamba como capital de las flores, con la finalidad de que la Gobernación y las alcaldías destinen presupuesto del Plan Operativo Anual (POA) para actividades destinadas al fomento de la producción de flores en el departamento, así como el incentivo al capital semilla y un mercado modelo donde se puedan exponer los productos de manera adecuada. A pesar de existir la normativa, el Gobierno central ni los gobiernos locales han dado marcha a proyecto alguno, lo que obliga a las 4.200 familias a endeudarse con las entidades bancarias.

Desde Fedeflor se espera que la reactivación económica llegue con la Festividad de Todos Santos, puesto que en estas fechas la población hace distintos pedidos y encargos personales con el fin de adornar los nichos de sus seres queridos. Para el sector también es una fiesta puesto que toda la producción se destina exclusivamente para la ocasión con la cual llegan a recuperar algo de las pérdidas. De hecho, éstas son cuantiosas si se toma en cuenta que los conflictos de octubre y noviembre de 2019 no permitieron que el sector pudiera vender sus productos normalmente, por lo que la situación crítica se arrastra hasta la actualidad.