Redacción: Agencias-Santa Cruz

Cerámica Gladymar S.A. presentó su nueva campaña denominada “Humanidar”. Nace bajo el concepto de ser más solidarios, más humanos y empáticos con la realidad que viven los niños, asumiendo el compromiso de proveer ambientes más dignos y cálidos para hogares, centros de acogida y escuelas de las periferias, que son socialmente, los más vulnerables.

Gladymar cumplió 37 años fabricando emociones y siendo parte de los momentos más lindos de las familias bolivianas. Es por eso que ahora pone a disposición de la sociedad lo mejor que tiene, para generar un impacto positivo en los niños que más lo necesitan. El talento de su equipo de arquitectura, junto a sus pisos y revestimientos, griferías, sanitarios y pinturas, harán realidad el poder regalar a cientos de niños, niñas y adolecentes del país baños dignos y seguros.

“La pandemia ha golpeado muy fuerte a los hogares de niños, ya que muchas personas se vieron obligadas a suspender el apoyo que les hacían. Después de un recorrido por algunos hogares en Santa Cruz, Cochabamba y La Paz, nos llenó de tristeza ver la condición en la que están sus baños. Un baño no es, ni debería ser un privilegio” enfatizó Gonzalo Taborga, gerente general de Gladymar. “A través de un baño digno, no solo protegemos a la salud de nuestros niños, si no que generamos en ellos tranquilidad y confianza”, agregó el ejecutivo.

Uno de los baños de un hogar de niños que refaccionado por Gladymar, en Santa Cruz.

Con la conclusión de los primeros baños en el hogar Teresa de los Andes, en Santa Cruz, diseñado para facilitar el trabajo de aseo de niños con capacidades diferentes, Gladymar realiza esta invitación a sus clientes, para participar en una campaña que cambia vidas. Humanidar consiste en recaudar fondos junto a sus clientes y todo aquel que se anime a ayudar, para la refacción de las instalaciones sanitarias de distintos hogares que actualmente no cuentan con las condiciones mínimas necesarias. El slogan “Hagámoslo Juntos” hace un llamado a la solidaridad.

“Desde Gladymar damos el primer paso, que contribuirá a refaccionar los primeros tres hogares, beneficiando a más de 300 niños en situación de vulnerabilidad. Estamos seguros de que, si unimos esfuerzos con nuestros clientes y amigos, podremos cambiar aún más vidas. Esperamos que el impacto sea gigante y que los bolivianos se sumen a este proyecto de la mano de Gladymar”, afirmó Luis Fernando Arias, gerente comercial de la empresa.