Edwin Miranda V. | Activo$ Bolivia-La Paz

El Gobierno promete que en los próximos cinco años la generación eléctrica tendrá como fuente las energías no convencionales, es decir, sol, viento y biomasa, según el viceministro de Electricidad y Energías Alternativas, José María Romay.

“Se priorizan los proyectos amigables con el medioambiente y se pretende que el 2025 entre el 70 a 80% de la energía eléctrica utilizada en el Sistema Interconectado Nacional se produzca con fuentes de energías renovables”, afirmó Romay citado en un boletín de prensa del Ministerio de Hidrocarburos y Energías.

Explicó que el objetivo es incrementar la producción de electricidad a través energía hidroeléctrica, solar fotovoltaica, eólica y biomasa para desplazar paulatinamente al gas natural y el diésel.

El Parque Eólico de Warnes, en Santa Cruz, inaugurado recientemente. (Foto: mediamonitor.com.bo)

“Bolivia cuenta con fuentes primarias en gran magnitud como el viento, el sol y la energía geotérmica, entre otros, que juegan un papel importantísimo dada su capacidad de ser aprovechados”, argumentó.

Hizo referencia a los parques eólicos de Warnes y San Julián con una potencia de generación de entre 14,4 MW y 39,6 MW, respectivamente, en el departamento de Santa Cruz, recientemente inaugurados.

También mencionó a la planta solar de Oruro con capacidad para generar hasta 100 MW y anticipó el desarrollo de la planta geotérmica de Laguna Colorada, en el sur de Potosí.

“Consolidar a la energía renovable no convencional como parte de nuestra matriz energética es una meta que poco a poco la vamos desarrollando y consolidando”, aseguró.

El Gobierno también prevé emplazar los parques eólicos El Dorado, Warnes II y La Ventolera, con capacidad para generar 54 MW, 21 MW y 24 MW, respectivamente.

Simultáneamente, las plantas hidroeléctricas Miguillas, para generar 204 MW, e Ivirizu, de 290 MW, complementarán la estrategia boliviana de apostar a las energías limpias, afirmó.

Aseguró que el consumo de gas bajó en “cantidades importantes”, entre 2016 y 2021, con el ingreso de nuevos proyectos de energía renovable como Misicuni, San José 1, Solar Uyuni, Solar Yunchará, San José 2, Quinta Unidad Corani, Qollpana 2, Solar Oruro 1 y 2, Biomasa, y con el ingreso de unidades de ciclo combinado.

Romay expuso los proyectos de energías renovables no convencionales del Gobierno en la reunión ministerial “El Papel de la Energía Hidroeléctrica en la Transición Energética”, que organizaron el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE) y la Asociación Internacional de Energía Hidroeléctrica (IHA).