Saltar al contenido
Portada » Hallan posible santuario de osos jucumaris en el sur de Cochabamba

Hallan posible santuario de osos jucumaris en el sur de Cochabamba

Edwin Carpio San Miguel | Activo$ Bolivia

En el marco del proyecto de investigación “Grandes carnívoros bolivianos”, los investigadores del Museo de Historia Natural Alcide d´Orbigny descubrieron una población de osos jucumaris en Cochabamba.

La información fue confirmada por el director del museo, Ricardo Céspedes Paz, quien detalló que este importante hallazgo se hizo en el sur del municipio de Aiquile, cerca de El Palmar, en el límite con el departamento de Chuquisaca.

El investigador señaló que es muy importante la protección de esta especie y para eso se realizaron trabajos de socialización y concientización con las poblaciones para que no vean a este magnífico animal como un enemigo, sino como un aliado que puede desarrollar el turismo en esa región con un observatorio de osos en su hábitat natural.

Imagen de archivo de un grupo de osos andinos.

Céspedes explicó que el oso jucumari u oso andino no es un animal agresivo como lo es el oso grizzli americano, que ataca a los humanos. Caracterizó al oso andino como una especie pacífica que no ataca, raras veces come proteína y es más carroñero, vale decir, que se alimenta de animales muertos.

Se informó que la especie hallada debe protegerse ya que -de hecho- todos los osos de Sudamérica están en peligro extinción y los jucumaris no son la excepción.

“La información obtenida de esta especie era a partir del inventario de Los Yungas y todos creían que los osos solo ocupaban esa zona. En cambio, ahora lo hemos encontrado en los bosques secos bolivianos, eso significa que la población de esta especie se ha distribuido, probablemente, por todo Cochabamba”, explicó.

Desde hace ya mucho tiempo también se conoce que existe un santuario natural de osos andinos en Tiquipaya.

Finalmente, informó que se ha contabilizado aproximadamente a una decena de osos gracias a las cámaras. Sin embargo, la investigación no está concluida, puesto que requiere de un trabajo minucioso y moroso para individualizar a cada uno de los plantígrados mediante sus rasgos faciales y fisonomía en general.