Saltar al contenido
Portada » Industriales y microempresarios, descontentos con el Crédito 1, 2, 3 por burocrático

Industriales y microempresarios, descontentos con el Crédito 1, 2, 3 por burocrático

Acceder al Crédito 1, 2, 3 está difícil para los micro y medianos empresarios. (Foto: EFE)
 

Por Edwin Miranda V. | Activo$ Bolivia – La Paz

El crédito gubernamental 1, 2 y 3 generó bastante expectativa, pero con esa misma facilidad creó descontento al por mayor en industriales, medianos y micro empresarios quienes lo calificaron de exageradamente burocrático, puesto que se les exige un sinfín de requisitos imposible de aplicar.

Así lo expresaron en las últimas horas el presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Blazecevic, y el presidente de la Confederación de la Micro, Mediana y Pequeña Empresa (Conamype), Néstor Conde.

En julio pasado y para reactivar la economía, el Gobierno puso en vigencia el Crédito 1, 2, 3 para empresas formales e informales, a un interés del 3%, el más bajo de la historia del país.

Entonces la presidente de transición, Jeanine Añez, declaró que el Crédito estaba destinado a ser un apoyo a las familias y a los emprendimientos y negocios familiares que ofrezcan productos y servicios de industria nacional. Además, que sería muy fácil de acceder.

Las pequeñas y medianas empresas están habilitadas para solicitar créditos desde Bs 1,000 hasta Bs. 350,000, siempre y cuando compren insumos a empresas nacionales registradas en ProBolivia.

Otro requisito es que los proveedores deben estar previamente registrados en la base de datos de ProBolivia, además que tengan una cuenta activa de recaudación o desembolso en la entidad financiera.

Postulados truncados

Meses después, los postulados propuestos por el beneficio financiero quedaron truncados. Los microempresarios señalan que, al momento de solicitar el crédito, la banca pide una serie de requisitos imposibles de cumplir, por ejemplo, estar inscrito en ProBolivia, contar con un Número de Identificación Tributaria (NIT), estar con registro habilitado en Fundempresa, entre otros.

Como si fuera poco, el sistema financiero exige que para poder comprar la materia prima los proveedores deben también estar inscritos en ProBolivia, aspecto que limita todo porque la mayoría del rubro no se halla registrado.

Conde expresó que los fondos no son accesibles, ya que los créditos no tienen interés blando y tampoco extienden años de gracia para honrar la deuda.

«Por estas razones, los pequeños empresarios optaron por no solicitar el crédito, por lo que los fondos están durmiendo en el Banco Unión», señaló el dirigente empresarial.

Montos reducidos

Por su lado, Ibo Blazecevic fue más directo. «El crédito ha mostrado que es difícil», sentenció el empresario industrial.

Aseguró que el sector no pudo aplicar al beneficio porque tiene montos reducidos para realizar préstamos.

«Por lo general, la gran industria necesita montos superiores a los 50.000 dólares y el Crédito 1, 2 y 3 no aplica», expresó el empresario.

Desde el lanzamiento del Crédito 1, 2, 3 el Banco Unión tuvo más de 6.000 consultas de empresas y personas naturales a nivel nacional.

Hasta la fecha se cuentan con cerca de 200 solicitudes de créditos a nivel nacional, listas para el desembolso, informó la entidad financiera.