Saltar al contenido
Portada » Mamut está a pasos de ser la primera transnacional boliviana de alto impacto

Mamut está a pasos de ser la primera transnacional boliviana de alto impacto

Jenny Cartagena | Activo$ Bolivia

A pasos agigantados y decididos, Mamut sigue creciendo y expandiéndose con cada vez mayor proyección internacional. En 2020, emprendió un nuevo camino para seguir escalando, insertarse en más mercados externos y hacer mucho más que transformar las llantas en desuso para reducir su impacto en el medio ambiente local.

Está a pasos de convertirse en la primera empresa transnacional boliviana de triple impacto, es decir, en una industria circular que además de generar réditos económicos llevará a los lugares donde llegue el impacto social y ambiental que ha logrado en el país.

La empresa cochabambina nació en 2013, del proyecto ganador del concurso Innova Bolivia de la Fundación Maya. El premio de 4.000 dólares permitió a los hermanos Manuel y Antonio Laredo junto a Ronald Gonzales adquirir un financiamiento de 50 mil dólares para instalar una planta de baldosas de caucho reciclado y poner a práctica su modelo de negocio.

Los fundadores de Mamut: Antonio y Manuel Laredo y Ronald Gonzales.

En casi ocho años de existencia, Mamut ha pasado de ser un emprendimiento a una mediana empresa de alto impacto y, ahora, a una empresa global que exporta su modelo de negocio, teniendo como herramienta de competitividad la sostenibilidad.

De las baldosas a ciudades sostenibles

El primer paso para alcanzar esa globalidad fue cambiar su misión y apostar por un nuevo plan de escalamiento con la inversión de casi 2 millones de dólares, la más grande realizada por la empresa hasta ahora.

En 2020, Mamut pasó de ser una empresa que producía materiales del reciclado de llantas a una industria de materiales de construcción para ciudades sostenibles. Para alcanzar esta nueva misión se trazó tres estrategias para los cinco próximos años.

Manuel Laredo, CEO y gerente general de Mamut: “Ha sido un proceso bastante acelerado de crecimiento que a otras empresas le ha tomado por lo menos 30 años”.

La primera, la innovación en materiales de construcción y la exportación de conocimiento. En enero de 2022, empezará a funcionar su laboratorio de innovación, instalado en 100 metros cuadrados de la planta de Huayllani, en Sacaba.

“Comenzamos a hacer las baldosas en la cocina de mis padres, ese era nuestro laboratorio. Ahora tenemos una planta de casi 3 mil metros cuadrados, cinco líneas de producción y un laboratorio de innovación donde vamos a trabajar por la mejora continua de los materiales”, destaca el CEO y gerente general de la empresa Manuel Laredo, al anunciar el próximo lanzamiento de nuevos productos.

El ingreso a la planta de Mamut en Asunción del Paraguay.

La segunda estrategia apunta a la expansión internacional de Mamut con la instalación de fábricas en otros países, una primera piloto ya empezó a operar en Asunción del Paraguay y, en Bolivia, con una nueva planta en Santa Cruz, próxima a ser construida.

“Va ser un edificio lleno de materiales reciclados. Está calculado el uso de más o menos 10 toneladas de caucho reciclado de llantas, equivalentes a 2.500 llantas que han dejado de ir al botadero y a plantar 1.000 árboles. Va a reducir el 50% del sonido y bajar entre 5 y 7 grados centígrados la temperatura. Es una locura”, anticipó el CEO de Mamut.

La tercera estrategia está orientada a ampliar los mercados internos y externos. Para eso se instalaron oficinas propias de venta en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, también en Asunción. Ante la demanda de sus materiales en México, ha lanzado un catálogo.

“Tenemos proyectado, con estas estrategias, estar en los próximos cinco años en tres países: México, República Dominicana, Ghana (en África) y estamos viendo la posibilidad de Uruguay. Queremos generar 10 veces más ventas y reciclar o reutilizar basura 10 veces más de lo que hacemos ahora y generar un impacto ambiental social 10 veces mayor en la región”, manifestó Laredo.

Un parque infantil construido con pisos amortiguantes de Mamut.