Saltar al contenido
Portada » Nike, la historia de una de las marcas más famosas del mundo

Nike, la historia de una de las marcas más famosas del mundo

Redacción | Activo$ Bolivia

(Con datos de la Red)

La gente tiene fascinaciones por ciertas marcas, ya que logra identificarse de alguna manera con lo que representan o simplemente porque marcaron su vida en algún sentido. En este caso, la sensación de que todo es posible, de que el ser humano es capaz de hacer muchas cosas increíbles es lo que ha hecho de Nike una de las marcas líderes del mercado de calzado, ropa, accesorios, equipamiento y artículos deportivos en todo el mundo.

A pesar de todas las controversias sobre la calidad y manufactura de sus productos, Nike es una marca exitosa. Solo en Estados Unidos distribuye sus productos a más de diecinueve mil minoristas y sus ingresos anuales rebasan los veinticinco mil millones de dólares en ventas. Entre sus productos más destacados están los zapatos deportivos para una variopinta gama de disciplinas como el atletismo, el baloncesto, el fútbol soccer, etc., así como también balones y, últimamente, aplicaciones para smartphones.

Nike ofrece patrocinios a un sinfín de clubes y deportistas en todo el mundo, lo cual hace de su imagen algo perenne en canchas, vestimentas, medios de comunicación, etc. El más conocido de estos patrocinios fue el que se le otorgó al basquetbolista Michael Jordan, que significó el fin de la ruina que la Nike sufrió en los años 80 frente a su principal competidora, Reebok.

La palabra Niké y hace referencia a la diosa de la victoria en la mitología griega.

Historia de Nike

Se sabe que, a finales de los 50, Philip Knight, profesor y exatleta de la Universidad de Oregón, buscaba hacerse un nombre en el negocio de la distribución de calzado deportivo, por lo que viajó a Japón a proponerle a la compañía Onitsuka Tiger distribuir sus famosas zapatillas para atletismo en Estados Unidos a través de una supuesta sociedad mercantil llamada Blue Ribbon Sports (BRS).

Al decirles esto a los representantes de Onitsuka, Knight les estaba mintiendo, pues la susodicha BRS no existía en realidad. No fue sino hasta 1964 (cuando se concretó el negocio de distribución de las Tiger) que él la constituyó legalmente en sociedad con su excoach y amigo, el profesor Bill Bowerman, quien no solo aportó sus capitales, sino sus conocimientos en el deporte.

Tiempo después, a finales de los años 60, la empresa ya tenía ingresos considerables y Knight decidió cambiarle el nombre a Nike, que viene de la palabra Niké y hace referencia a la diosa de la victoria en la mitología griega.

El nombre de la marca

La palabra Nike se pronuncia normalmente en dos sílabas “Ni-key” (naɪki/); no obstante, en algunos países de Latinoamérica, se pronuncia en una sola sílaba, casualmente casi igual al apellido de su fundador: “Knight”, pero con el sonido de la “K” al final: “naɪk/”.

El logo de Nike

Siendo uno de los símbolos más famosos hoy a escala global, al logo de Nike se le conoce con el nombre de Swoosh, y fue creado por la diseñadora gráfica Carolyn Davidson en el año 1971, a petición del propio Knight, quien quería un logo “con movimiento”. Ella se inspiró en las alas de la diosa Niké, representada en la tradición helénica como una mujer alada que corre a gran velocidad. Luego de varios bocetos, la diseñadora logró la que sería la imagen definitiva de la marca.

Marketing

Recién fue refundada como Nike a finales de los 60. Como su creador provenía del ámbito universitario, el primer público objetivo de la empresa fueron los estudiantes, a quienes se les patrocinó con zapatillas y prendas. Esto hizo que —prácticamente de inmediato— la marca fuera conocida en todo Estados Unidos.

A mediados de los 80, en un contexto en el que los estadounidenses ya usaban ropa deportiva para vestir a diario, la competencia arreciaba. Marcas más antiguas y poderosas, como la estadounidense Rebook y la alemana Adidas, lograron desplazar a Nike y sumergirla en una crisis de la que ésta comenzó a salir en 1985, gracias a la contratación del basquetbolista Michael Jordan, entonces desconocido, pero quien luego fuera reconocido como el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos.

En esta misma época, Nike creó su famoso slogan “Just Do It” (Sólo hazlo), reconocido como marca autónoma en muchos ámbitos, y las famosas “Air Jordan”, que vendieron más de cien millones de dólares en su primer año de comercialización.

Desde siempre, las Air Jordan estuvieron planteadas para ser un ícono de la moda en lugar de zapatillas funcionales para deportistas, esto hizo que se convirtieran en referentes de estatus y lujo. Poco a antes de lanzarlas, se tomó la decisión de duplicar su precio para posicionarlas como las “más caras” del mercado. Esta acción de último momento repercutió de forma trascendental, rompiendo todos los récords de venta y marcando una tendencia que se perpetuó durante años, lo que supuso cuantiosos beneficios para la empresa. Para 2002, el precio de mercado de un par de Air Jordan fue de 200 dólares.

Desde entonces, y viendo que el “endorsement” daba buenos resultados, se convirtió en patrocinador de muchas otras estrellas del deporte, como Ronaldo (fútbol soccer) y Tiger Woods (golf), cuyo primer contrato fue de cuarenta millones de dólares por cinco años con una posterior renovación por cinco años más valorizada en cien millones dólares.

Subidón gracias a la pandemia

Esta pandemia ha sido todo menos positiva para el mundo; sin embargo, en un momento tan amargo para la humanidad, hay quienes aprovechan las adversidades para cambiar el escenario a su favor. Así es el caso de Nike, que no dejó pasar el chance de brillar en estos tiempos complicados y vendió su mercancía por todo lo alto gracias a la tecnología.

En el segundo trimestre del año 2020, las ventas digitales de Nike aumentaron un 82%, significando a la vez un incremento del 10% de las ganancias totales, que se traducen en 10.520 millones de dólares. Es así como el gigante deportivo es la empresa número uno de su rubro que ha obtenido tantos beneficios gracias al coronavirus.

«Nuestros resultados siguen demostrando la amplia ventaja competitiva de Nike mientras reforzamos nuestra posición en medio de la disrupción provocada por la pandemia» indicó John Donahoe, el presidente y consejero de la marca. «Nike se está recuperando más rápido gracias al impulso acelerado de su marca y su crecimiento digital, así como nuestro implacable enfoque en la normalización de la oferta y la demanda del mercado», concluye.

Nike, es una marca que ha definido su audiencia a la perfección a través de sus productos y publicidad. Con una imagen directamente relacionada al deporte ha logrado conquistar uno de los mercados más complicados del mundo y tal parece que su conquista continuará por al menos 50 años más.