Saltar al contenido
Portada » No ganes para gastar, gana para invertir

No ganes para gastar, gana para invertir

Edwin Carpio San Miguel | Activo$ Bolivia

Según el empresario, inversor y conferencista Robert T. Kiyosaki, muchas de las dificultades económicas que tienen las personas son consecuencia de trabajar para alguien más y no para sí mismas y como resultado se dan cuenta que, al final de sus vidas, no tienen nada que demuestre cuánto realmente se esforzaron.

En su best seller “Padre Rico, Padre Pobre”, Kiyosaki saca a la luz este tema para criticar al sistema educativo al que considera responsable de preparar a los jóvenes solo para ser buenos empleados en función a las habilidades académicas que logren desarrollar.

Considera que este tipo de personas siempre tendrán sus vidas atadas a su sueldo y pendientes de incrementar sus ingresos, convirtiéndose en esclavos del dinero, algo que califica como “la carrera de la rata”.

Robert Kiyosaki cuestiona al sistema educativo por formar empleados en lugar de personas con iniciativa empresarial.

“Uno de los problemas de la escuela es que, casi siempre, te convierte en aquello que estudias. Por eso, si estudias gastronomía, te conviertes en chef. Si estudias leyes, te vuelves abogado, y si estudias mecánica automotriz, te conviertes en mecánico. Y el error es volverse en aquello que uno estudia”, asegura.

Apunta que, para obtener seguridad financiera, la gente debe ocuparse de su propio negocio. Y para ser millonario, tu negocio debe adquirir activos y no enfocarse en los ingresos, esa es la gran diferencia que muchos no alcanzan a comprender y hacen lo contrario: buscan ingresos para cubrir gastos.

“No renuncies a tu empleo, pero comienza a comprar activos. Deja de adquirir pasivos o efectos personales que pierden su valor real en cuanto los llevas a casa. Tan solo en cuanto lo sacas de la agencia, un automóvil nuevo pierde casi el 25% de lo que pagaste por él. El auto no es un activo aunque tu banquero te lo permita ponerlo en la lista”, sostiene el gurú.

Enseñar a los jóvenes cómo construir una columna sólida de activos es una tarea importante antes de que dejen el hogar, formen una familia, tengan hijos y, al final, se queden atascados en una ruinosa situación financiera que los obligue a aferrarse a “la carrera de la rata”, es decir, el empleo para obtener dinero.

Los activos sólidos que los hijos deben obtener son los siguientes, según Kiyosaki:

  • Negocios que no exigen mi presencia. Yo soy el dueño, pero otras personas lo administran. Si tengo que trabajar ahí, entonces no es negocio. Si tengo que ir, se convierte en mi empleo.
  • Acciones
  • Bonos
  • Bienes raíces que generen ingresos
  • Pagarés
  • Regalías por concepto de propiedad intelectual como música, guiones y patentes.
  • Cualquier cosa que valga, que genere ingresos o que aumente de valor, y para la que haya un mercado dispuesto a comprar en cualquier momento.

Explica que un activo es todo aquello que pone dinero en tu bolsillo y un pasivo es aquello que te hace gastar dinero. Aconseja ser cuidadoso y reducir al mínimo los gastos para mantener altos tus ingresos, que luego pueden utilizarse para adquirir activos.

Kiyosaki hace notar que cuando uno es empleado y también tiene casa se enfrenta a lo siguiente:

  • Cuando trabajas para una empresa haces rico al dueño del negocio o a sus socios, pero nunca a ti mismo.
  • Trabajas para el gobierno y el gobierno saca tajada de tu salario a través de los impuestos.
  • Trabajas para el banco cuando pagas tu hipoteca y tus tarjetas de crédito.

EL VERDADERO NEGOCIO

En 1974, Ray Kroc, fundador de Mc Donald’s, ofreció una conferencia a los estudiantes de maestría de la Universidad de Texas, en Austin. Tras el evento, los estudiantes le preguntaron si aceptaría tomar unas cervezas con ellos y él aceptó.

En cuanto comenzaron a departir, Kroc preguntó a los jóvenes si sabían a qué negocio se dedicaba. Todos se rieron de la broma. Entonces insistió con su pregunta y uno de los jóvenes le dijo que al negocio de las hamburguesas. Kroc corrigió señalando que su verdadero negocio no eran las hamburguesas, sino los bienes raíces.

Evidentemente, Mc Donald’s es el mayor propietario individual de bienes raíces del mundo ya que posee más propiedades que la propia iglesia católica y en los lugares de mayor plusvalía del mundo. Esta es una muestra de cómo construir fortuna a través de los bienes raíces.

“Ocúpate de tu propio negocio. No renuncies a tu empleo, pero comienza a comprar activos y deja de adquirir pasivos”, insiste Kiyosaki.