Saltar al contenido
Portada » ONU: las cooperativas, camino de solidaridad en medio del Covi–19

ONU: las cooperativas, camino de solidaridad en medio del Covi–19

Crédito: Cicopa

Redacción Activo$ Bolivia

«Las cooperativas y otras empresas de la economía social y solidaria pueden marcar el camino hacia una mayor resiliencia en estos tiempos de crisis», aseguró el Secretario General de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, haciendo hincapié en el importante papel de las cooperativas en la promoción de la solidaridad «en este momento de prueba para la familia humana».

Hoy el mapa mundial del coronavirus arroja más de 13 millones de casos y más de 573.000 muertos en todo el mundo. Esta emergencia sanitaria ha llevado a colapsar los sistemas de salud y encaminar políticas en los Estados para garantizar empleo y alimentos durante este tiempo. Ante tal escenario, la ONU afirma que se hace urgente marcar el camino a una mayor resiliencia con el fortalecimiento de las cooperativas.

Tal apreciación es apoyada por Organización Internacional del Trabajo (OIT) al afirmar que, pese a verse afectadas por la pandemia del coronavirus, las cooperativas, al igual que otras empresas de la economía social y solidaria del mundo, «han cumplido con la función de brindar una asistencia vital a sus miembros por medio de la adaptación de sus servicios y la facilitación del contacto de las personas que precisaban apoyo con gobiernos e interlocutores sociales a escala local».

Cooperativas en cifras

De acuerdo con los organismos internacionales, desde que las cooperativas se crearon en 1844, hasta hoy, se calcula que más del 12% de la población mundial es cooperativista de alguna de 3 millones de cooperativas del planeta.

Las 300 cooperativas y mutuales más grandes del mundo emplean aproximadamente a 280 millones de personas (10% de la población activa mundial).

El director general de la OIT, Guy Ryder, explicó que durante la crisis del Covid-19 las cooperativas de productores y consumidores han sido fundamentales para mantener las cadenas de suministro de bienes y servicios esenciales. «Las cooperativas financieras han establecido fondos de solidaridad para apoyar a empresas y a poblaciones vulnerables. Las cooperativas industriales, sociales, y de trabajadores han transformado sus productos y servicios para satisfacer la acuciante demanda local de equipos de protección, alimentos, suministros y atención social», enfatizó Ryder.