Saltar al contenido
Portada » ¿Por qué Elon Musk insiste en hacer de la humanidad una especie interplanetaria?

¿Por qué Elon Musk insiste en hacer de la humanidad una especie interplanetaria?

Edwin Carpio San Miguel | Activo$ Bolivia

Hace años, un informe científico alertaba que el planeta se encamina hacia la sexta extinción masiva de las especies. Poco después, Elon Musk tuiteó como respuesta que la solución es que la humanidad conquiste otros planetas de la galaxia y se convierta en una especie interplanetaria.

El multimillonario afirma que el 100% de las especies se extinguirá debido a la expansión solar, por eso el ser humano debe mudarse a otros planetas. Con esa visión, su objetivo es colonizar Marte, una tarea que ha tenido varios retrasos a lo largo de los últimos años; pero eso no desanima al hombre más rico del mundo, que pretende concretar la misión en 2029.

Según Ashlee Vance, autor de la obra “Elon Musk, el hombre que anticipa el futuro”, la ambición del multimillonario surge tanto de la ciencia ficción como de la tecnología, que fueron determinantes en su vida desde la infancia.

“No se trata de que yo viaje a Marte, sino de permitir que un gran número de personas pueda ir a ese planeta”, aseguró y agregó que su objetivo es extender la existencia de la humanidad.

El año 2029 es la nueva fecha marcada por Elon Musk para enviar humanos a Marte.

SUEÑOS Y PLAZOS

La ambiciosa misión se aproxima -cada vez más- a ser posible, solo que los tiempos trazados se han ido aplazando por la complejidad que supone.

En principio, Musk fue muy optimista al anunciar que conseguiría llevar al hombre a Marte en 2016 de la mano de su compañía SpaceX, que ya comenzó a tomar dominio del espacio realizando vuelos para la NASA.

Posteriormente, en diciembre de 2020 anunció que el hombre lograría amartizar en 2026, pero el plan quedó en desbaratado por ciertos contratiempos técnicos. Finalmente, en marzo de este año anunció que la humanidad llegará a ese planeta en 2029, sesenta años después de la llegada del hombre a la Luna.

Los cálculos señalan que las primeras misiones tripuladas a Marte se producirían entre 2024 y 2026, pero la misión final es llevar al ser humano al planeta rojo para el año 2029 con Starship, la nave espacial de alta generación.

UNA “LOCURA” QUE TIENE APOYO

En 2014, Larry Page, cofundador de Google, le dijo al periodista Charlie Rose que prefería donar su fortuna a empresarios como Elon Musk que dejarla a la caridad arguyendo que: “Las buenas ideas son siempre una locura hasta que dejan de serlo”.

Llegar al planeta rojo requiere de planificación y presupuesto, requisitos que cumple el proyecto del multimillonario sudafricano que no teme asumir riesgos, incluso a costa de perderlo todo.

Según estudios realizados, esa travesía resulta menos complicada cuando la Tierra se encuentre más cerca de Marte. Ambos planetas se mueven alrededor del Sol, alejándose y acercándose continuamente, y para esta década las mejores fechas de aproximación son a finales de este año, fines de 2024, de 2026 y de 2028 o principios de 2029.

MARTE, DURO DE VIVIR

Por otro lado, vivir en Marte supone un gran reto para todo ser humano, ya que ese planeta es accidentado, con varios volcanes y cañones. La gravedad es aproximadamente un tercio a la de la Tierra; su atmósfera es demasiado delgada para que los humanos puedan respirar con normalidad y, sin el equipo necesario, cualquier persona moriría en apenas unos minutos debido a la baja presión del aire del planeta.

Este enorme proyecto requiere, según cálculos de Musk, de aproximadamente un millón de personas para construir una ciudad autosostenible.

Starship, el cohete espacial de Elon Musk con el que pretende realizar la misión a Marte.

Su plan requiere alrededor de un millón de toneladas de carga y costaría entre 100.000 millones y 10 billones de dólares, dependiendo de la escala y el costo de lanzamiento de la nave Starship.

“Marte no será para los débiles de corazón. Los futuros colonos deben estar preparados para un entorno difícil y estrecho y mucho trabajo duro”, dijo Musk al jefe de Head of TED Conferences, Chris Anderson.

MUSK UN MODELO

Larry Page destaca la figura de Elon Musk. “A los ojos de Page, Musk es un modelo a imitar, una figura que debería replicarse en una época en la que los empresarios y los políticos ponen sus miras en objetivos irrelevantes y cortoplacistas”, comenta Ashlee Vance, quien entrevistó al cofundador de Google.

Elon deja una enseñanza muy clara a todos, particularmente a los emprendedores e innovadores como él: todo es posible para el hombre con propósitos enfocados, incluso si quiere llegar a Marte.

Tal vez colonizar el planeta rojo sea una locura, pero eso lo dirá el tiempo. Musk considera esencial extender la vida de la humanidad.

“Lo ideal sería ir de visita, volver a la Tierra por un tiempo y después regresar allí cuando tenga unos 70 años para quedarme definitivamente. Si las cosas van bien, así será”, es el sueño del multimillonario que se puede leer en el último párrafo del libro biográfico que Ashlee Vance escribió sobre este genio que –definitivamente- es un ejemplo de perseverancia, disciplina y, fundamentalmente, mucha pasión.