Edwin Carpio San Miguel | Activo$ Bolivia

Proyectar al trópico de Cochabamba como el mayor centro productor de pescado del país es uno de los grandes desafíos que se impuso el Gobierno nacional que reactiva las inversiones públicas para impulsar ese sector.

La información proviene de Grover García, director de la Institución Pública Desconcentrada de Pesca y Acuicultura (IPD PACU), quien dijo que se trata de un proyecto integral que fue impulsado personalmente por el expresidente Evo Morales.

La principal motivación es ampliar la diversidad productiva del Trópico cochabambino, generar empleos a gran escala y –fundamentalmente- mejorar la calidad de alimentos en el país fomentando el consumo de carne de pescado.

Productores piscícolas en el Trópico de Cochabamba.

Complejo piscícola

García informó que el Gobierno central, a través de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), ha reactivado la construcción del complejo piscícola más grande del país en Chimoré y anticipó que su entrega está prevista para el último trimestre de 2021, con mayor posibilidad para octubre.

Señaló que el proyecto debía concluirse el año pasado, pero fue paralizado durante el gobierno de Jeanine Añez. Aseguró que el complejo es de gran importancia para la región porque dinamizará la economía y generará empleos con efecto multiplicador.

Planta procesadora

La planta procesará las especies tambaqui, pacú y surubí, abastecida por los piscicultores de la región. Contará con tres instalaciones para la industrialización de carne de pescado.

Además de procesar carne de pescado, producirá alimento balanceado y alevines (crías recién nacidas) para garantizar la creciente demanda del mercado interno.

Los alevines y el alimento balanceado serán suministrados por el complejo de Emapa a los piscicultores.

Complejo piscícola en Chimoré.

De acuerdo al proyecto, el primer componente del complejo estará dedicado a la reproducción de alevines en una especie de piscinas. Se prevé que la capacidad de producción de esta unidad será de cinco millones de alevines por año.

La segunda planta tendrá equipos automatizados para producir alimento balanceado para peces y el tercer componente se destinará al procesamiento de carne de pescado con una capacidad de producción de 3.000 toneladas por año para el consumo interno. No se descarta la exportación de este producto.

Asistencia técnica y financiera

García explicó que IPD PACU es una institución pública técnica y operativa con independencia administrativa, legal, financiera y técnica, bajo normativa del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT).

El Directivo indicó que los proyectos de desarrollo piscícola en el país, y en el Trópico en particular, arrancaron en 2015 con un presupuesto total de 34 millones de bolivianos y que resta por ejecutar 17 millones, tarea prevista entre 2021 y 2022.

García remarcó que es importante fomentar el consumo de carne de pescado en el país. Como antecedente mencionó que, según estudios realizados entre 2006 y 2008, el consumo per cápita de dicho alimento era de 0,8 kilogramos por año, pero gracias a la implementación de los proyectos piscícolas ese índice mejoró a 2,6 kilogramos per cápita al año; sin embargo, reparó que aún es un consumo muy bajo considerando que la recomendación de la FAO es consumir 12 kilogramos per cápita al año.

El objetivo de la IPD Pacú es fortalecer el desarrollo y producción acuícola y pesquera en las Cuencas del Plata, Amazonas y Altiplano, contribuyendo al incremento del consumo de carne de pescado a través de la implementación de sistemas productivos sostenibles y el manejo integral de los recursos pesqueros y acuícolas.

Las Leyes 448 y 550 otorgan a la IPD PACÚ un presupuesto de 34.8 millones de bolivianos.

El COVID-19 elevó la demanda de pescado

Pese al impacto negativo de la pandemia del COVID-19 en la economía del país, su efecto ha sido altamente positivo para quienes se dedican a la producción de carne de pescado y especialmente de tambaquí en Puerto Villarroel, en el Trópico de Cochabamba.

Limbert Carvajal, gerente de la empresa Criadero de Pacú, cuya granja piscícola está en el Trópico cochabambino, informó que desde que la pandemia llegó al país se incrementó la demanda de la carne de pescado.

La renovada demanda favoreció a miles de emprendedores del Trópico que incrementaron su producción y mejoraron sus ventas.

Carvajal considera que las cualidades nutritivas del tambaquí, que es un híbrido del pacú, han contribuido al incremento de su consumo, ya que es recomendado por los médicos para mejorar el sistema inmune.

Criadero privado de peces en el Trópico “Innovando Piscicultura en Bolivia”, en Chimoré.

BENEFICIOS DEL CONSUMO DE PACÚ

  • Como otros peces, contiene ácidos grasos Omega 3 y 6 que ayudan en la reducción de niveles de colesterol plasmático.
  • Posee una buena cantidad de fósforo y de potasio, importantes en la formación de los huesos, tiene minerales como el hierro, necesario para la formación de las células de sangre y el transporte de oxígeno a través del cuerpo.
  • Aporta vitamina A, vitaminas del complejo B (B1, B2 y B12).
  • Su contenido de proteína varía entre el 15 al 24%, contiene aminoácidos principales, particularmente metionina, treonina, lisina, cisteína y triptófano.
  • Es una carne libre de mercurio.