Saltar al contenido
Portada » Qué son las soft skills y por qué son importantes

Qué son las soft skills y por qué son importantes

Redacción | Activo$ Bolivia

(Con datos de la Red)

Desde hace tiempo, el mundo del trabajo comenzó a valorar las habilidades emocionales o soft skills por encima del currículum técnico.

La nueva realidad y la tendencia empresarial exige de las personas una colaboración más efectiva para lograr mejores resultados.

Las soft skills son características generales que permiten mejorar y prosperar en el trabajo, sin importar tu antigüedad, función o área en la que te desempeñes.

Soft skills se traduce literalmente como habilidades blandas. Es un término utilizado especialmente para diferenciar de las habilidades técnicas, denominadas hard skills.

Aquellas cualidades personales que se requieren para tener éxito en el mundo laboral se definen como soft skills. Se relacionan directamente con los rasgos de la forma de ser y la mentalidad.

Un aspecto muy valioso en los equipos de trabajo, que debe tomarse en cuenta, es que estas cualidades determinan cómo una persona interactúa en sus relaciones con los demás.

Es un término para diferenciar las habilidades emocionales de las habilidades técnicas.

Cada vez más, las empresas necesitan fortalecer sus ambientes laborales y garantizar que los mejores talentos sean elegidos para trabajar, lo que resulta en un mayor esfuerzo por propiciar un clima cálido para todos.

Y, naturalmente, los colaboradores deben preservar estos valores, por eso es que las soft skills son cada vez más demandadas.

No hay emprendimiento sin soft skills

La capacidad de emprender nuevos negocios requiere un aprendizaje constante de estas habilidades para desarrollar el proyecto que cada uno construye. No es suficiente con un plan de negocios. Un emprendedor necesita algo más si no quiere fallar. Necesita esa capacidad de liderazgo, de autonomía, responsabilidad, visión crítica… Y estos son solo algunos ejemplos.

Como emprendedores, empresarios o directivos, no importa qué concepto quieras utilizar, el desarrollo de estas habilidades te permitirá generar entornos adecuados para impulsar tu proyecto. Necesitas conocer cuáles son las tuyas y cómo puedes mejorarlas. Necesitas saber qué te hace diferente. Porque emprender no deja de ser otra forma de aprender. Día a día irás llenando tu “equipaje” de nuevos conocimientos, pero es importante que ya desde el punto de partida vayas equipado con las mejores soft skills que impulsen tu proyecto.

Diferencias entre soft skills y hard skills

La “hard skills” son aquellos conocimientos adquiridos mediante la formación educativa reglada, así como mediante la experiencia profesional. Estas habilidades son susceptibles de ser enseñadas en ámbitos académicos.

Generalmente, la persona aprende las “hard skills” en el aula mediante la utilización de libros u otros materiales o en el trabajo mediante la repetición constante de su tarea.

Luego de aprender, tendrás la posibilidad de desempeñarte en cualquier área de trabajo o emprender tu propio negocio.

Podemos decir que las habilidades duras son todas aquellas habilidades concretas que permiten llevar a cabo una determinada tarea o trabajo.

Estas habilidades son fáciles de cuantificar y son las que se describen en los currículums y cartas de presentación.

Entre las hard skills podemos citar:

  • Grados o certificados académicos
  • Competencias en idiomas extranjeros
  • Habilidades de cómputo
  • Programación de ordenadores
  • Manejo de maquinaria industrial

Las soft skills son mucho más difíciles de cuantificar y hacen referencia a las habilidades interpersonales y sociales que posee la persona que opta al puesto de trabajo.

Estas habilidades se manifiestan en las diferentes forman con las que alguien se relaciona e interactúa con los demás.

Estas competencias no se aprenden en el ámbito académico, sino que son adquiridas a lo largo de la vida de la persona.

Además, están directamente relacionadas con el concepto de inteligencia emocional y están condicionadas por la personalidad del individuo y por el desarrollo de sus habilidades sociales.

Algunos ejemplos de “soft skills” son:

  • Capacidad de comunicación
  • Flexibilidad
  • Capacidad de liderazgo
  • Motivación
  • Paciencia
  • Capacidad de persuasión
  • Habilidades de resolución de problemas
  • Trabajo en equipo
  • Gestión del tiempo
  • Ética laboral

Las soft skills más demandadas

Todas las soft skills de una persona son valiosas, pero normalmente los empleadores toman en cuenta las siguientes al momento de contratar a la persona adecuada:

Creatividad

Para ser creativo no hay que ser un artista. Esta habilidad suave evita que las empresas se estanquen. Al igual que la tecnología, las industrias se encuentran en una constante evolución.

En medio de este contexto, contar con un empleado que sepa cómo pensar fuera de la caja, que aporte ideas originales y no le tenga miedo a la innovación disruptiva, tiene un valor agregado considerable.

Comunicación

La capacidad de expresarse con claridad, tanto verbalmente como a través de la escritura, es esencial en cualquier lugar de trabajo.

Cuando las personas se comunican de forma asertiva y apropiada, se pueden resolver los problemas y retos que aparezcan durante el desarrollo de los proyectos.

Por ejemplo, en una época de transformación digital y que requiere adaptación constante, comunicar los avances logrados en diferentes medios se hace esencial.

Liderazgo

Ser un líder no es algo natural para todas las personas. Las empresas de todo tipo necesitan líderes en diferentes departamentos que sepan dirigir a sus respectivos equipos. Todo en función de la consecución de los objetivos institucionales y comerciales.

Al mismo tiempo, un analista de Marketing, por ejemplo, puede actuar como líder, aunque no ocupe un puesto oficial de gestión.

Esta ubicación se refleja cuando estimula a sus compañeros a ser más productivos, comparte los conocimientos que adquiere y escucha con atención a los demás para identificar mejoras potenciales.

Resolución de problemas

No es un secreto que encontrarás obstáculos en cualquier entorno de trabajo. Ya sea por un desacuerdo con un cliente o por determinar cómo ejecutar un proyecto con un presupuesto ajustado.

Los individuos tienen que superar los obstáculos de forma efectiva y eficiente, y para ello se necesita de la llamada escucha activa. Estos aspectos contribuyen al crecimiento de la institución.

Gestión del tiempo

De todas, posiblemente esta sea la menos popular, especialmente por la complejidad de la vida laboral moderna. Saber administrar el tiempo de manera efectiva frente a tantas demandas competitivas es vital en el entorno profesional.

Manejo del estrés

Para mantener un ambiente positivo, cordial y eficiente, es importante que los colaboradores sepan cómo manejar apropiadamente el estrés, actuando de manera serena y bien dispuesta ante los problemas.

Fit cultural

Se ha demostrado que la compatibilidad entre la conducta del individuo y los valores de una empresa se requiere para que una compañía tenga éxito.

Para los empleadores, es importante que los trabajadores encajen con la cultura de la empresa. Esto no solo los harán más felices, sino más productivos.

Cuando un empleado se identifica con la cultura, también es probable que desee trabajar para esa empresa por más tiempo.

Inteligencia emocional

Saber manejar las emociones en el espacio de trabajo contribuye a que, junto con otros valores esenciales, se fortalezca la cultura de la empresa. Adicionalmente, se requiere para formar y sostener equipos de alto rendimiento.

Dominio del Storytelling

Se resume en la organización de pensamientos y datos en una narrativa integral y holística.

Fuente: Negocio Start | EAE Business School

Posiblemente esta soft skill aún no tenga mucha fama, pero en los equipos técnicos la capacidad de comunicar lo que hacen al público en general es vital para que se produzcan resultados.

Además, la necesidad de producir contenidos relevantes para la audiencia ya se hace urgente en todos los segmentos comerciales. En este sentido, la habilidad de contar buenas historias también es una gran ventaja competitiva.

Productividad personal

Es importante que los empleados sean capaces de aprovechar al máximo su jornada laboral, sobre todo ante una demanda de resultados cada vez mayor.

La transformación digital ha proporcionado el surgimiento de muchos softwares que estimulan el incremento de la productividad, acompañando la importancia de esta habilidad en el contexto profesional.

Pensamiento crítico

En el entorno laboral es imprescindible que los integrantes del equipo estén en capacidad de efectuar análisis objetivos, evaluar situaciones y contexto.

Esto con la finalidad de que formen un juicio propio acerca de un tema específico.