Jenny Cartagena | Activo$ Bolivia

(Con datos de la Red)

Este 2022, todas las empresas, indistintamente de su tamaño y rubro, se enfrentarán a la aceleración de la digitalización o hiperconectividad y la apuesta por una mayor inclusión; pero los expertos en Responsabilidad Social Corporativa, suman a estos dos retos un tercero: el compromiso con la sostenibilidad, integrar y acelerar su estrategia empresarial hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

La sostenibilidad de las empresas es la capacidad de producir bienes o servicios, a lo largo del tiempo, incorporando en los procesos criterios sociales, económicos y ambientales que aseguren la continuidad del negocio.

Los especialistas destacan que este nuevo año será marcado por una transformación distinta, después de dos gestiones -2020 y 2021- de grandes cambios y de reconstrucción para todos, tras las secuelas de la pandemia de COVID-19, que han sentado las bases para trabajar por la sostenibilidad.

Son cada vez más las empresas que integran en sus negocios una gestión estratégica de la sostenibilidad, de forma transversal en todas las áreas del negocio, y hay una tendencia en los países a la regulación de las cuestiones claves de la sostenibilidad, señala APlanet, una startup especializada en tecnología aplicada a la gestión de la sostenibilidad en el entorno corporativo.

Luego de dos años de grandes cambios y de reconstrucción a causa de la COVID-19, 2022 es el año de la acción.

Para APlanet una gestión adecuada de la sostenibilidad no solo representa una ventaja competitiva, sino también una oportunidad de negocio, por lo que las empresas van pasando de la obligación a una cierta convicción de que una no evolución en este sentido puede significar quedarse fuera del mercado. 

“Si el 2021 ha sido un buen año para la sostenibilidad, en el que se han sentado las bases de la reconstrucción, el 2022 es necesariamente el año de la acción para abordar los desafíos que plantea una transformación sostenible y para acelerar y aumentar la ambición en torno a los ODS (…) Será un año en que tendremos que superarnos, aumentando nuestra eficacia y resolución”, declaró a Europa Press la directora ejecutiva de Pacto Mundial de Naciones Unidas España, Cristina Sánchez, en días pasados.

En el año 2015, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó la Agenda 2030 sobre Desarrollo Sostenible. La Agenda cuenta con 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y 169 metas que van desde la educación o la igualdad de la mujer, hasta el cambio climático o el diseño de ciudades más sostenibles.

Desde el 1 de enero de 2016 todos los países se esfuerzan en el cumplimiento de estos objetivos para afrontar y dar solución a los problemas más acuciantes de nuestro planeta, antes de que sea muy tarde. La ONU establece el papel fundamental de gobiernos, sector privado y ciudadanía, para alcanzar estas metas.

Y como herramienta de apoyo para lograr el desarrollo sostenible, las empresas tienen a su disposición las normas ISO, que pueden ser fundamentales para que el plan estratégico de la empresa incluya el cumplimiento de los ODS y para contribuir a un mundo más sostenible.

¿Qué puede hacer una empresa?

Entonces, ¿cómo pueden contribuir las empresas a los 17 ODS? En diciembre del pasado año, los líderes empresariales de Bolivia reflexionaron sobre los avances que se han dado en nuestro país y la contribución de la empresa privada en el logro de los ODS 2030 a partir de las medidas ya adoptadas por varias empresas, como Las Lomas, Aguaí, MobiLatam, EMBOL, Alicorp, Empacar, Tigo, Jica, Yanbal y otras.

El Foro Empresarial, organizado por la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz – Bolivia (Cainco), estuvo distribuido en cuatro paneles: “prosperidad”, “planeta”, “personas” y alianzas y paz” en los que se abordó cómo asegurar vidas prósperas y satisfactorias en armonía con la naturaleza, la importancia de proteger los recursos naturales para las próximas generaciones, poner fin a la pobreza y el hambre en todas sus formas y garantizar la dignidad e igualdad. La importancia de promover la paz, inclusión y justicia, a través de una sólida alianza global, entre algunos.

Fernando Hurtado, presidente de la Cainco, en el foro sobre sostenibilidad realizado en diciembre pasado.

“Los ODS son una guía, un mapa que permitirá a las empresas identificar si su impacto social, económico y medioambiental aporta valor a la sociedad, y en consecuencia fortalecer su reputación y sus relaciones con los distintos grupos de interés”, puntualiza el boletín del evento.

“No hay duda de que hoy, más que nunca, es importantísimo actuar. ¿Pero, por dónde empezar?  como hacerlo? La buena noticia es que hoy escucharemos empresas impulsadas por nobles propósitos, convencidas que el emprendimiento privado es una herramienta poderosa para abordar y sobrellevar estas amenazas impulsando un cambio sistémico más amplio”, manifestó Fernando Hurtado, presidente de Cainco, en la apertura del foro.  

En Bolivia, tanto el Estado mediante la Ley 650 de enero de 2015 (Agenda 2025) como las empresas formales a través de su adhesión al Pacto Global en enero de 2017 han ratificado su adhesión a la Agenda 2030.  La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha instado a las Organizaciones Empresariales a orientar su trabajo al cumplimiento de las ODS, dentro de lo cual destaca su socialización, concienciación y compromiso.

Los empresarios y expertos coinciden que las empresas, no son seres inertes y juegan un papel fundamental por su poder transformador tanto en la economía, como la sociedad, por los modos de producción y de consumo, de formatos y de comunicación. Por tanto, existen medidas que, tanto externas como internas, que pueden llevar a cabo para contribuir a los ODS.

Para afrontar este reto de cara a 2022, APlanet recomienda tres acciones:

  • Involucrar a todos los actores y departamentos de la compañía.
  • Concienciar de la influencia que tiene en el negocio. Convencerse de su impacto positivo a la sociedad, el medio ambiente y las personas.
  • Consolidar un equipo humano especializado en sostenibilidad.